Adivinación

Juan Chang, babalawo cubano

La adivinación es un proceso que les permite a los babalawos comunicarse con "Ifá", la deidad que tiene  el poder dado por Olorun, dios del cielo, para hablar con los dioses y comunicarse con los seres humanos". Ifá es consultado por todos los Yoruba independientemente de la fe religiosa que practiquen. Los intermediarios entre Ifa y las personas son conocidos como babalawos.

A lo largo de la niñez, los padres han de llevar a los hijos al babalawo quien a través de determinados rituales obtiene la información que los padres necesitan para orientar el camino espiritual que han de seguir sus hijos. Además, puede conocer los elementos medicinales que un enfermo necesita.

Hay tres rituales diferentes que suelen llevar a cabo. El primer ritual, normalmente tiene lugar una semana más tarde del nacimiento del niño. Esta adivinación no sólo les proporciona a los padres pautas para criar a su hijo, sino que les informa a los padres del futuro cercano que le espera. Para ello, el adivino toma los pies del niño  y los pone en la bandeja de adivinación para simbolizar su introducción en el mundo físico. Esta acción permite revelar la naturaleza física del niño y facilita a los padres el éxito en su crianza. A los tres meses de edad, el niño participa en un segundo ritual que permite conocer  la personalidad del bebé, la forma de su alma para que los padres puedan ayudar al niño a coordinar ambas naturalezas. Para este segundo ritual, el adivino pone la cabeza del niño y tierra sobre la bandeja adivinatoria.

A partir de este segundo ritual el futuro del niño queda más definido al conocerse sus tendencias y los posibles caminos por los que éstas le pueden llevar. Hay diez caminos diferentes, unos con connotaciones positivas y otros con connotaciones negativas, por los que cada yoruba orientará su vida. La función del adivino es conocer el camino por el que el niño irá y determinar los sacrificios necesarios que  permitirán al niño quedarse en el curso correcto a lo largo de su vida.

El tercer ritual se realiza al final de la niñez y tras él el niño entra a formar parte de la vida de los adultos. Conocido como Itefa, se lleva a cabo tras catorce días de preparación durante los cuales el niño recibe las herramientas de introspección que le permitirán desenvolverse entre los adultos. Si al dirigirse al bosque sagrado donde se llevara a efecto esta preparación es acompañada por sus padres como símbolo de su dependencia de sus progenitores, al finalizar este ritual volverá acompañado por sus compañeros de iniciación como muestra de su autosuficiencia a partir de entonces.

El papel del adivino es entre otros, el de ayudar en la progresión espiritual de las personas ejerciendo como guías de padres e hijos.

La Bandeja de Adivinación Yoruba

Bandeja de AdivinaciónPara iniciar el proceso de adivinación, se analizan las líneas en la arena colocada sobre la bandeja por el adivino. Esto abre los cauces de comunicación y simboliza las travesías metafóricas entre los reinos tangibles e intangibles y permite la comunicación con los espíritus.

Después de poner dieciséis nueces de palma en la bandeja, la campanilla del adivino suena llamar a Ifa. La bandeja se coloca con la cara de Eshu opuesta al adivino. Eshu es considerado por los Yoruba como un dios embaucador que, en el proceso de adivinación, lleva los sacrificios humanos a Ifa. Todas las bandejas de adivinación a través de Ifa llevan una imagen de la cara de Eshu. En general, las otras imágenes del borde de la bandejas de adivinación retratan fuerzas autónomas en el cosmos Yoruba, incluyendo temas como autoridad, ofrendas y fecundidad. La separación vertical entre las imágenes persiguen dar énfasis a la individualidad de cada imagen y, a menudo, este perímetro se suele dividir en ocho secciones. La imaginería particular normalmente es seleccionada por el adivino; el número y variedad de imágenes dependen del talento del escultor y la riqueza o recursos del cliente.

 

 

 

Hacerse Santo en Cuba

Si usted desea disfrutar de los beneficios, la armonía y los poderes que brinda la santería será un gusto poder ayudarle.

No dude en escribir: info@santeriacubana.net

 

Coronar Santo

Viaje a Cuba y corone su santo sin preocupaciones y con toda la rigurosidad y conocimientos que demanda la religion yoruba. 
Quiero hacerme santo…